Feb
12
2012

Dualidad

Hoy no escribo por mí, hoy escribo por tantas voces silenciosas y tantas almas en angustia; escribo por todos los dolores y sinsabores que llenan y ufanan su existir; escribo por el amor, por el desamor y por todo aquello que una vez fue y que ya en el peor de los casos no será.

Es complicado delimitar el espacio absurdamente ocupado como una simple operación estadística o una simple e ilógicaoperación matemática; de eso no se trata el amor y mucho menos el dolor. Es complicado de resolver, complicada la sensatez de un sí o un no, pero más complicado la suma de dos cuando para una de ellas se trata sólo de uno. ¿Qué hacer al respecto? Quizás nadie lo sabe. Decir que si me quedo contigo no gano nada, pero si te pierdo tampoco pierdo nada…y así quedamos las dos en igualdad.

Llegaste a mí desprevenida y sigilosamente, cautivaste mi atención; fui permisiva con tus besos, con mi cuerpo, con el deseo; me abandone en ti, dejé que tomaras todo de mí; hicimos el amor sin inmutar palabras y así cada latido, cada respiración se convertía en uno, no sabía que existías pero ahora llenas cada centímetro de mi, amo poseerte y dejar en nuestro encuentro el éxtasis de la pasión ahondada en un sueño.

La insensata locura de amarte, de perder la razón y la cordura, de amilanar mis miedos, de dejarme llevar por un mar de deseos insanos, envueltos en te amos apagados, en un necesitar sin sentido y en un abandono que cobra vida cuando no estás, porque la soledad llega sin aviso y es tan difícil reconocer que nos abraza, nos toma y nos daña.

He creído en cuentos y en historias que inexplicablemente se funden en el recuerdo, en palabras que el viento una y otra vez regresa a mí. He optado por dejar en el recuerdo, cada gesto, cada abrazo, cada caricia, pero mi alma opta por evocar en cada mirada furtiva mi dolor.

Amé”, sí lo hice y amaré eternamente como aquellos protagonistas de historias románticas, como aquellos locos enamorados y suicidas.

He deseado una y mil veces no amar más, pero sé que busco su amor en lo más simple, en lo mundano, en cada persona que llega a mí. Sé que busco revivirla, busco revivir ilógicamente su amor.

Loca sí, desesperada también. Este amor que pensé dormido ha hecho de mis sueños un encuentro sublime, mágico y eterno. Pero ¿Qué es la eternidad? ¿Qué hizo su amor en vida? Tal vez envolverme, matarme o hacerme vivir cada vez que pienso en ella; vivir en un mundo donde vives por vivir y amas por amar.

Sus huellas dejadas en mi alma, su sudor, su cuerpo dibujado en mi cama… y me pregunto ¿cuándo dejaré de pensar en ella? Quizás cuando la luna deje de ser cómplice de noches de pasión, cuando el viento no susurre más su nombre, cuando las olas no canten sus canciones, cuando mi alma deje de llevarte de la mano y me permita soñar y creer que ya no estás.

Hoy mi voz ya no es la suya, mi alma ya no le pertenece y mis manos dejaron de llevar las de ella. Hoy mis sueños me corresponden sólo a mí, hoy el amor que le daba sólo es mío y hoy mi dolor me llena más que ella. Que irónico es todo, ayer soñaba con hacerla mi esposa y hoy sólo quiero olvidarla y dejar de sentir este vacío que me llena y me mata lentamente.

La luna a su lado era mi amante, el viento mi aliado y la noche mi cómplice eterna para amarla cada vez que deseaba su cuerpo, su sonrisa, sus manos, su calor, su verdad.

Pero todo se reduce a nada, todo tiene su principio y su final y aunque la amo como la amo, sé que jamás volverá a ser mía y sé que jamás mis labios rosarán los suyos. Mi piel ya no se fundirá con la suya y mi vida aunque destruida, me atañe sólo a mí.

Siempre seré suya, así mi egoísmo no lo quiera, pero ella es tanto en mi vida que sólo su memoria me hará vivir hasta que el amor regrese nuevamente y me haga sentir que lo demás es únicamente un recuerdo y que nadie por más que quiera robármelo lo logrará; siempre me pertenecerá.

Y si pienso en cuando estaba a mi lado y su mundo era mío, su sonrisa era mía, pensaba que jamás la dejaría partir, pero así es el destino y aunque me muera por decirle que no me deje, que no me abandone, sé que es lo mejor y muero por su amor pero sé que moriría más rápido si continuo a su lado, junto a ella.

 

Deja un comentario

Publicidad

Mi Punto D en Twitter

Mi Punto D en Tumblr

  • photo from Tumblr

    El amor no tiene género, el matrimonio tampoco debería tenerlo…


    03/13/14

  • photo from Tumblr

    Que los cuentos de princesas no son sólo como los pintan… 


    03/12/14